martes, 17 de octubre de 2017

“El cerebro”, de David Eagleman

El libro indaga cómo deberíamos educar, elaborar una mejor política social y diseñar nuestros cuerpos para los siglos venideros. En los circuitos microscópicos del cerebro queda grabada nuestra historia y el futuro de nuestra especie.

 Eagleman lleva al lector a repensar cuestiones filosóficas clásicas, como quiénes somos, qué es la realidad, quién controla nuestras decisiones cotidianas y hasta qué punto necesitamos a los otros pero todo desde el punto de vista de la neurociencia, para mostrar cómo la ciencia puede ayudarnos a superar las limitaciones de nuestro cuerpo y a replantearnos todos nuestros “supuestos”.


La realidad, nos dice Eagleman, “es un programa de televisión que sólo usted puede ver y que no puede apagar. La buena noticia es que resulta que lo que hay en antena es el programa más interesante que podría desear: uno editado, personalizado y emitido solo para usted”.


David Eagleman (Nuevo México, 1971-)

Es neurocientífico y profesor en el Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Stanford. Dirige el “Center for Science and Law”.
Es escritor y presentador de la serie “The brain with David Eagleman”. Es Guggenheim Fellow y miembro del consejo del Foro Económico Mundial.

Su libro ”Incógnito. Las vidas secretas del cerebro” se tradujo a veintiocho idiomas y fue elegido Mejor Libro de 2011 por Amazon, el Boston Globe y el Houston Chronicle.
Es mundialmente conocido por sus trabajos sobre la plasticidad cerebral, la percepción del tiempo, la sinestesia y el Derecho Penal del enemigo a raíz de los nuevos descubrimientos científicos.

Actualmente busca una respuesta a la pregunta más difícil en neurociencia, ¿qué es la conciencia? Y para ello se ayuda con la investigación a través del big data y del estudio directo del cerebro humano no de las ratas, ”porque ellas no construyen civilizaciones”.

viernes, 13 de octubre de 2017

“La reforma de Lutero y la nueva Europa”, de Francisco Cabrillo

“[…] La reforma protestante cambió Europa. Y no de forma pacífica. A la rivalidad de dinastías y ambiciones tradicionales se unió el conflicto religioso en una larga serie de guerras que devastaron varios países del continente. Y harían falta siglos para borrar las huellas de un enfrentamiento en el que las dos partes dieron ejemplos de intolerancia. Pero, ¿tuvo la reforma, como se ha afirmado en muchas ocasiones, efectos sobre el progreso económico de las diversas naciones europeas?”

“[…] No pocos historiadores han defendido la idea de que el protestantismo ofrecía un sistema de principios y creencias que promovían el ahorro y la acumulación de capital, que serían las bases del capitalismo mercantil de la Europa de los siglos XVI al XVI. Fue el Max Weber quien formuló de forma más precisa esta idea”.

Texto completo del artículo
www.expansion.com

Impresiones de la sesión


Como los estudiantes en el cole, tras el descanso de verano nos toca empezar el nuevo curso escolar. Se nota que veníamos descansados y teníamos ganas de debate. Seguramente, el tema de la situación independentista de Cataluña, cuyo momento álgido coincidió  plenamente con la hora de nuestro Club, mantuvo muy en alto nuestra adrenalina para afrontar el tema de Lutero con el mayor de los entusiasmos.

El adelanto del cuarto de hora -iniciar a las 7.15 h en vez de las 7.30-, nos permitió una dinámica de la sesión más fluida y cómoda, permitiendo que todas las intervenciones se produjesen sin  prisas y sin presiones.

Alejandro, responsable de la presentación de esta primera sesión –“La reforma de Lutero y la nueva Europa”- inició la presentación de la misma reseñando la vida del autor –Francisco Cabrillo- y destacando su obra más significativa, principalmente como relevante economista. Siguió su presentación resaltando que la rebelión de Lutero contra la Iglesia de Roma sentó las bases de la reforma protestante. En sus famosas 95 tesis atacó la venta de indulgencias para financiar la reforma de la Basílica de San Pedro en Roma y su objetivo principal era demostrar que cualquier cristiano arrepentido tiene derecho a la remisión plena de su culpa sin necesidad de comprar indulgencias. 

Precisamente, dada la faceta de Cabrillo de experto economista, Alejandro nos destacó del artículo a debatir, la parte del mismo centrada en Max Weber, que habla de la influencia que tuvieron las ideas de Lutero en el devenir del capitalismo y dejando un poco al margen otro tipo de cuestiones, principalmente las relativas a los enfrentamientos teológicos.  Historiadores como Max Weber han defendido la idea de que ofrecía un sistema de principios que promovían el ahorro y la acumulación de capital, que serían las bases del capitalismo mercantil en Europa. No obstante el presentador quiso dejar claro que lo que en realidad relacionaba el pensador alemán con el sistema mercantil no era el protestantismo como tal, sino una de sus ramas más importantes, el calvinismo. Igualmente, Alejandro quiso destacar el uso que el nacionalismo alemán había hecho, a lo largo de la historia –hasta hoy con las celebraciones actuales-, tanto de la figura del autor como de su obra. 


Tras la presentación del artículo César inició el turno de debate. Se centró primeramente en la estructura formal para pasar luego a comentar lo que parece más destacable del contenido. Planteó que la introducción da pie a pensar que es la tesis de Lutero la que con la idea de los negocios y el préstamo con interés ayudó a extender el capitalismo, cuando en realidad fue Calvino, además de sugerir que el orden argumental del autor en el artículo no le parece adecuado. En el plano del contenido le parece importante detenerse en el desorden social que la reforma de Lutero desencadenó, más que en la idea de si la reforma sentó las bases del capitalismo, hecho que algunos historiadores ponen en duda. 

Luiso siguió el turno de debate resaltando que la forma de cambiar las cosas en ese momento fue ir en contra del poder de la Iglesia; Lutero establece las bases de vender la idea del trabajo duro. ¿Por qué Lutero habla de las indulgencias?, se pregunta Ignacio, “no creo que el embrión del capitalismo esté en las tesis de Lutero o de Calvino”. Para Marta la figura de Lutero es muy importante, pero no por el aspecto económico sino por el teológico. Lutero influyó en las injusticias sociales más que en iniciar el capitalismo; contribuyó al desarrollo de los nacionalismos, subrayó Margarita ¿No hay mucho mito en la figura de Lutero?, se pregunta Jose, y añade: “era un ser atormentado”; en aquella época se vivía bajo presión por tener que pagar indulgencias.

Para Manuel siempre que se habla de religiones hay un profeta; Lutero no es un reformador religioso sino político, al menos este es el concepto que se tiene de él en Alemania. José Ángel quiso destacar que la visión de la religión y la sociedad de Lutero eran muy tradicionales; quería una renovación moral de la Iglesia que dejaba mucho que desear. Aprovechando su rebelión los príncipes alemanes dan un tinte político a la misma para oponerse al emperador y el campesinado. Y añade José Ángel que Más que Lutero, fueron sus sucesores Calvino, Zwinglio y las diferentes iglesias reformadas las que tuvieron influencia en el desarrollo del capitalismo (trabajo duro, capital con interés, etc.), pero no a su génesis,  pues el capitalismo ya existía con anterioridad en las ciudades estado italianas y en Flandes.

Luis acabó la ronda de intervenciones remarcando que en los debates hay que ser fieles a los datos: Lutero no inicia el capitalismo, sus ideas contra el abuso de la Iglesia pretenden favorecer a los fieles; fueron los marxistas los que defendieron que Lutero inició el capitalismo.


El debate, en fin,  estuvo muy animado y participativo, todos intervenimos. Con ideas bastantes dispares en lo referente al artículo; no hubo unanimidad ni mucho menos. Las ideas se afrontaron de manera muy creativa y ordenada, éstas y otras muchas cuestiones, hasta que desde el altavoz nos invitaron a que fuésemos abandonando la sala.

Francisco Cabrillo (Santander, 1950-)

Catedrático de Economía Política y Hacienda Pública de la UCM y director del Harvard Seminar of Law and Economics de la Harvard University. Miembro del European Constitutional Group y ex presidente del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid.

Formación. Está  en posesión de los siguientes títulos académicos: ‐ Licenciado en Derecho (Universidad Complutense, 1972) . ‐ Licenciado en Ciencias Económicas (Universidad Complutense, 1973). ‐ Master in Economics (University of Southern California‐Los Angeles, 1976) . ‐ Doctor (Universidad Complutense, 1976).

Es Catedrático de Economía Política y Hacienda Pública de la Universidad Complutense y Director del programa Máster en Derecho, Economía y Políticas Públicas del Instituto Universitario Ortega y Gasset.

Experiencia.  Desarrolla  y ha desarrollado los siguientes cargos:  ‐ Director General del Centro Universitario Cardenal Cisneros.  ‐ Presidente del Consejo Asesor de Madrid Network.  ‐ Presidente de la Asociación Española de Derecho y Economía (AEDE).  ‐ Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid (1983).  - Presidente del Grupo Libertad Digital (2012) . - Consejero del Grupo de expertos del Consejo Económico de la Comunidad de Madrid (2011‐2012) . - Presidente del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (2004‐2011) . - Director del Departamento de Economía Aplicada IV de la Universidad Complutense (1985‐2005).  - Director del Instituto de Economía de Mercado (1983‐1985)

Es autor de más de veinte libros y un centenar de artículos en publicaciones académicas. Entre sus libros publicados en español en los últimos años cabe mencionar:

Libertad económica en España, 2015 (Ed. Civismo, 2015).
Libertad económica en las Comunidades Autónomas. Marcial Pons y UCM, 2009.  
Estrategias para un gobierno eficaz. Edit. LID, 2008 (en colaboración don Sean Fitzpatrick y Julio Gómez Pomar). Schwartz)
Administración de justicia y economía (en colaboración con S. Fitzpatrick). Madrid. Fundación Rafael del Pino –Civitas, 2011.
Grandes errores en economía. Madrid: Minerva Ediciones, 2001  El gasto público y la protección de la familia en España: un análisis económico. Madrid: Fundación FAES, 1994

Animamos a participar a todo el que quiera dejar sus comentarios sobre este tema.

A r t i c u l a r i a

miércoles, 11 de octubre de 2017

"Ronda nocturna" de Mijaíl Kurayev

Presentado como un «Nocturno para dos voces», este relato contrapone la fina textura poética de una voz que recorre un paisaje urbano con una narración en primera persona de la represión en la dictadura estalinista. 
El autor describe como en un mundo de total hermetismo un hombre se entrega al trabajo "poniendo su alma en ello", según le confesó el propio
agente, pero que vive el día a día sin pensar en el mañana ni en el ayer, y en cuya mente los limites del bien y del mal quedan desdibujados. 

La llaneza y la espontaneidad, despojadas de cualquier carga moral, con que un antiguo agente de la policía política evoca sus andanzas en los años del terror, dan vida con mano maestra a un espacio en el que el lector advertirá la facilidad con que a menudo se desdibujan las fronteras del mal. 

Como en todos los relatos de Kuráyev (uno de los más importantes narradores rusos contemporáneos), en esta Ronda Nocturna se describe con excepcional talento un mundo impenetrable y hermético en el que lo ingenuo convive con lo feroz, consiguiendo así traer a la luz la oscura y asfixiante atmósfera del estalinismo. El autor asegura que su intención "no era la de escribir nada antisoviético y tampoco gustar al poder", sino que sólo quería agradar a una sola persona, a sí mismo.


Mijaíl Kuráyev (San Petersburgo 1939 -

Kuráyev se inició de forma tardía en el mundo de la literatura, ya que hasta los 48 años ejerció de guionista de películas, pero esta circunstancia no le ha impedido consolidarse como uno de los pilares de la literatura rusa contemporánea. 

A Kuráyev,  le tocó, una noche de 1962, víspera del 1º de mayo, hacer en los estudios cinematográficos donde trabajaba una de esas guardias obligatorias que todo buen ciudadano soviético tenía que hacer. En esa guardia conoció a un miembro de la policía política que se pasó la noche contándole historias sobre su trabajo. Y en esas historias está el origen de esta novela de apenas 100 páginas.
Kuráyev recogió esas historias en un borrador de un puñado de páginas, y no hizo nada más con ellas porque, según él, no escribe más que para sí mismo. Un cuarto de siglo más tarde, sin embargo, la revista "Novyi Mir" le propuso publicar el texto, momento en el que Kurayev lo amplió y pulió hasta conseguir esta pequeña maravilla.

Otros libros del mismo autor son: El capitán Dikshein y Petia camino al reino de los cielos 

lunes, 9 de octubre de 2017

“Tuya”, de Claudia Piñeiro


Un corazón dibujado con rouge, cruzado por un «te quiero» y firmado «Tuya» le revela a Inés que su marido la engaña. 

A partir de ahí, una original novela de suspense, un ama de casa dispuesta a todo con tal de conservar su matrimonio y las buenas apariencias.


Violencia y engaño. Un retrato implacable de la vida familiar de la clase media. Tras una llamada a deshoras, decide seguir a su marido y, sin pretenderlo, se convierte en testigo de cómo Tuya muere a manos de su marido. 

A continuación, un relato policial vertiginoso. Una mujer dispuesta a todo con tal de conservar su matrimonio y las buenas apariencias.


Claudia Piñeiro (Buenos Aires 1960-)

Es contadora, profesión que ejerció durante diez años. Claudia Piñeiro cuenta en una entrevista en 2005, cómo empezó su carrera de escritora: "En 1991, estaba trabajando de gerente administrativa en una empresa que tenía una sucursal en San Pablo. Tenía que viajar para hacer la auditoría de los tornillos con los que se hacían unos compresores de aire; una cosa tremendamente aburrida. Yo iba en el avión, supongo que iba llorando, y leo en un recuadro muy chiquito en el diario el llamado a concurso de 'La sonrisa vertical', el certamen de la editorial Tusquets. Yo ni siquiera sabía que se trataba de un concurso de literatura erótica. Lo único que pensé fue: "Vuelvo y me pido vacaciones y escribo una novela para esto, porque si no, yo me voy a quebrar". La novela se llamaba "El secreto de las rubias" y quedó entre las diez finalistas, aunque luego no se publicó. Me di cuenta de que escribir era algo demasiado fuerte y, aunque siempre escribí, ya no podía postergarlo. Apareció como un salvavidas que me tiraron en ese momento".

Ahora es escritora, dramaturga y guionista de televisión. Publicó las novelas Tuya, Las Viudas de los jueves y Elena Sabe. Ha publicado, también, cuentos para chicos y obras de teatro. Recibió, entre otros, el Premio Clarín Alfaguara de Novela 2005, el Premio de literatura infantil y juvenil Fundalectura-Norma de Colombia, y el premio ACE 2007 a la mejor obra de autor nacional.

miércoles, 4 de octubre de 2017

“No tan incendiario”, de Marta Sanz



En esta obra la autora dispara interrogantes en todas las direcciones para provocar el debate sobre la cultura que queremos.


Sanz apuesta por una cultura que moleste. Y también por una vuelta a lo real que recupere la cultura como una herramienta crítica para pensar y actuar de otra manera. Como la autora avisa en el prólogo, este libro aspira a manchar de tinta las manos que lo agarren.




Marta Sanz (Madrid, 1967-)

Doctora en Literatura Contemporánea por la Universidad Complutense de Madrid, su tesis trató sobre La poesía española durante la transición (1975-1986).

La carrera literaria de Marta Sanz comenzó cuando se matriculó en un taller de escritura de la Escuela de Letras de Madrid y conoció al editor Constantino Bértolo, quien publicó sus primeras novelas en la editorial Debate. Quedó finalista del Premio Nadal en 2006 con otra novela: Susana y los viejos. En su novela La lección de anatomía (RBA, 2008) utilizó su propia biografía como material literario. En la novela negra Black, black, black (Anagrama, 2010) creó el personaje del detective homosexual Arturo Zarco, que recuperó en su novela Un buen detective no se casa jamás (Anagrama, 2012). En 2013 publicó Daniela Astor y la caja negra (Anagrama, 2013), donde recrea el mundo de la cultura popular y las actrices de la Transición española como Susana Estrada, María José Cantudo o Amparo Muñoz.

Fue Premio Herralde de novela (2015),​ el Ojo Crítico de Narrativa (2001) o el XI Premio Vargas Llosa de relatos. 

También ha escrito cuentos, poesía y ensayos y  ha ejercido la crítica literaria en distintos medios. Ha ejercido la docencia en la Universidad Antonio de Nebrija de Madrid y colabora habitualmente en El País (con crónicas de viajes en el suplemento «El Viajero»),  en Público (en la sección «Culturas») y con la revista El Cultural de El Mundo. 

Tiene dos título de ensayo: No tan incendiario y Éramos mujeres jóvenes. Madrid: Fundación José Manuel Lara, 2016.