lunes, 22 de mayo de 2017

"Ojos de agua" de Domingo Villar


Entre el aroma del mar y de los pinos gallegos, en una torre residencial junto a la playa, un joven saxofonista de ojos claros, Luis Reigosa, ha aparecido asesinado con una crueldad que apunta a un crimen pasional. Sin embargo, el músico muerto no mantiene una relación estable y la casa, limpia de huellas, no muestra más que partituras ordenadas en los estantes, saxofones colgados en las paredes y el libro -ya un clásico- de un gran filósofo del siglo XX sobre la mesilla de noche. 

Leo Caldas, el solitario inspector de policía que compagina su trabajo en la comisaría con un consultorio radiofónico, se hará cargo de una investigación que le llevará de la bruma del anochecer al humo de las tabernas y los clubes de jazz.



Domingo Villar (Vigo, 1971-)

Escritor gallego afincado en Madrid, inauguró su exitosa serie protagonizada por el inspector Leo Caldas con su primera novela titulada Ojos de agua. La segunda, La playa de los ahogados, ha supuesto su consagración en el panorama internacional de la novela negra, obteniendo excelentes críticas y ventas, así como numerosas traducciones. Con ambas novelas ha cosechado un gran número de premios entre los que cabe destacar el Novelpol en dos ocasiones, el Antón Losada Diéguez, el Premio Sintagma, el Premio Brigada 21, el Frei Martín Sarmiento, Libro del año de la Federación de Libreros de Galicia entre otros muchos, y ha sido finalista de los Crime Thriller Awards y Dagger International en Reino Unido, del premio Le Point du Polar Européen en Francia y del premio de la Academia Sueca de Novela Negra.

En mayo de 2014 empieza el rodaje de "La playa de los ahogados", filmándose en diferentes localizaciones de las Rías Gallegas (Panxón, Vigo, A Guarda). El cásting se compone de Carmelo Gómez, Antonio Garrido, Carlos Blanco y Marta Larralde, entre otros. A principios del 2015 el Ayuntamiento de Vigo propone novedosas formas de visitar la ciudad y cuyas guías serán los libros cuya trama se desarrolla en Vigo. "Ojos de Agua" será la primera ruta en ponerse en marcha.

"Especulación" de Thomas Clayton Wolfe


Julio de 1929. John, «oscuro profesor en una de las universidades de la ciudad», vuelve en tren a la casa familiar, al pueblo que dejara hace años. En la estación lo esperan su madre y su hermano Lee, que muy pronto lo pondrán al día: el pueblo, su pueblo, el lugar del silencio y la paz, del viento en las calles, de los sonidos de la noche, está a punto de convertirse en una «gran ciudad». 

Todos, incluso su familia, viven embriagados por la fiebre del boom inmobiliario, de la especulación, que ha sustituido en todo el país a la antigua fiebre del oro: comprar barato, vender caro, volver a comprar, y empezar de nuevo.




Thomas Clayton Wolfe (Asheville, 1900 - Baltimore, 1938)

Fue el más joven de los ocho hijos de William Oliver Wolfe y Julia Elizabeth Westall. Cursó estudios en las universidades de Carolina del Norte y de Harvard. Fue profesor de inglés en la Universidad de Nueva York, entre 1924 y 1930. Su primera novela, El ángel que nos mira (1929), tuvo un éxito inmediato lo que le permitió dedicarse por entero a la literatura. Esta obra, autobiográfica, tiene influencias de los novelistas estadounidenses Theodore Dreiser, Sinclair Lewis y del irlandés James Joyce. La siguiente fue Del tiempo y del río, editada en 1935 y más tarde No se vuelve a casa (1940). 

El tema central de todas las obras es la búsqueda de valores por parte de un joven. Su escritura se caracteriza por su lirismo y se le ha comparado en ocasiones con el poeta estadounidense Walt Whitman. A pesar de que se le siguió leyendo, su obra no resultó ya tan popular entre los jóvenes de la época posterior a la II Guerra Mundial. Destaca también la colección de relatos De la muerte a la mañana 1935), Historia de una novela (1936), Las montañas de más allá (1941), Diario occidental (1951) y Escribir y morir (1964).

Falleció el 15 de septiembre de 1938, en Baltimore (Maryland) de neumonía.

jueves, 18 de mayo de 2017

“Cómo mejorar la educación en España”, de Antonio Cabrales (tercera y última sesión)


El pasado martes 9 de mayo tuvimos la última sesión dedicada a comentar la situación actual de la enseñanza en España. Previamente habíamos dedicado dos sesiones más a comentar esta materia ya que consideramos la educación como un tema prioritario, teniendo en cuenta además que en estos momentos se está intentando llegar a un pacto educativo. La primera sesión desarrollamos nuestros comentarios a partir del artículo Cómo mejorar la educación en España del profesor de la University College of London, Antonio Cabrales Goitia. En esta tercera y última sesión nuestro punto de partida ha sido el libro blanco del catedrático de filosofía José Antonio Marina. Plasmamos a continuación nuestros comentarios y propuestas de mejora.


Impresiones de la sesión 
(última parte sobre el tema de la enseñanza)

Es la primera vez que hemos empezado la sesión con puntualidad germana. A las siete y media en punto, Luis iniciaba la presentación para introducir el tercer debate sobre “La mejora de la educación”. Para ello se valió de comentar con detalle “El Libro blanco de la profesión docente y su entorno escolar”, de los autores José Antonio Marina, Carmen Pellicer y Jesús Manso.

Vista a vista de ordenador, fue desglosando las partes esenciales del informe centrado en la importancia que el docente tiene tanto en el aula como en el proceso educativo; de aquí, que de los tres grandes capítulos de los que consta el informe, dos se titulen: “Los docentes y la transformación del sistema educativo” y “La profesión docente”, y en el tercero titulado “Cómo gestionar el cambio educativo” aparece un primer apartado, “Protagonismo de los docentes actuales”, dedicado al protagonismo decisivo que los profesionales deben de tener en el proceso de reforma educativa.



Entre interrupciones, matizaciones y cuñas publicitarias la presentación se alargaba y los tertulianos mostraban ganas de participar y debatir; así Luis nos iba sintetizando cuestiones como la importancia adquirida por los centros y la dirección de los mismos, la selección y formación -también continua- de los docentes, los profesores y la Formación Profesional, la evaluación, los Departamentos de Orientación Psicopedagógicas, la profesión docente y sus nuevos perfiles, los Colegios Profesionales, la creación del conocimiento educativo…

En cuanto a las cuestiones relacionadas con la reforma destacó aspectos como el ya señalado de la vital importancia de los docentes en el proceso de cambio, la necesaria transformación que deben de tener los Centros Educativos y lo decisivo de acoger y valorar todas las iniciativas de cambio y transformación.

Tras la presentación iniciamos el debate y logramos, pese a ser numerosos los tertulianos participantes, que todos intervinieran. A lo largo del mismo se defendieron tres posturas bien diferenciadas; unos defendían que las reformas propuestas por Marina seguían teniendo pleno vigor; una segunda, mantenía que las mismas estaban totalmente desfasadas ya que las circunstancias actuales eran muy diferentes a las existentes cuando el autor hizo sus propuestas y, una tercera más conciliadora, señalaba que pese a ser una buena reforma muchas de sus iniciativas y propuestas eran muy idealistas, teóricas y utópicas.



Dentro del turno del debate Manuel se manifestó en contra de los conciertos a los colegios privados en la enseñanza obligatoria y mucho menos en la etapa del Bachillerato, como se pretende implantar en la comunidad murciana. A este respecto César se mostró a favor de la concesión de conciertos a las etapas obligatorias de la enseñanza y a un número limitado de centros privados, en consonancia con el objetivo de la LODE que aprobó el gobierno de Felipe González, ley orgánica de 1985, y que no era otro que la igualdad de oportunidades, es decir, que los padres pudieran elegir centro público o privado independientemente de su situación económica.

Se habló del problema que existe de endogamia en la Universidad y César citó lo que Enrique Gimbernat, uno de los penalista más reputados de España, opina a este respecto: “El mérito y la capacidad ya no tienen tanta importancia y lo que funciona es el amiguismo. La universidad española está ahora mismo hundida por la endogamia”. J. A. Marina ve necesaria la valoración del esfuerzo y del trabajo, a lo que algunos de los miembros del club aludieron que esto no se va a conseguir si sale adelante la pretensión por parte de los actuales miembros encargados de conseguir el pacto educativo de que se permita la obtención del graduado de la ESO con hasta dos asignaturas suspensas y con una calificación por debajo del cinco; en este punto el gobierno del PP ha cedido en sus pretensiones iniciales por la necesidad precisamente de llegar a este pacto necesario, puntualizó Alejandro.



José hizo hincapié en la necesidad de enfocar a los hijos que existen oportunidades en el mundo laboral más allá de la universidad, ya que el mercado laboral no puede absorber tanto titulado universitario; en este punto Luis Miguel comentó con cierta ironía que ya su profesora de griego en la universidad le advirtió que con esa carrera iba a ser “carne de cañón del paro”. En la presentación del Libro Blanco Luis remarcó que en el profesorado no es suficiente con saber enseñar, hace falta también talento; a este respecto Iñaki puntualizó que echaba de menos la palabra vocación, que en ningún momento se había citado. Para Luiso la solución al problema que tenemos con nuestro nivel educativo en España no se va a resolver haciendo reformas sobre lo que ya tenemos, hay que descartar lo se ha venido haciendo y partir de cero: no vale con podar el árbol, hay que cortarlo y poner las semillas para que crezca uno nuevo.

No estamos siendo conscientes de que lo que nos ha valido hasta ahora ya no nos vale, como subrayó Marta hay que preparar al alumno para el futuro, para lo nuevo que se nos viene encima. José Ángel se manifestó en desacuerdo con la idea poco realista de J. A. Marina de que los mejores profesores tendrían que centrar su labor en los centros de las zonas más deprimidas y necesitadas de la población, una forma de aprovechar su valía. Manuel insistió en la importancia de la mejora del profesorado y en la necesidad que éste sea apoyado y reconocido por todos los sectores implicados en la enseñanza; y Antón apeló a la responsabilidad de este colectivo y a un mayor control sobre todo del profesorado interino, provocando a este respecto la reacción de Amelia, resaltando que no hay que dudar de la calidad de este profesorado, que tiene que pasar unas duras pruebas para optar a la interinidad.



Nos anunciaron desde el altavoz que debíamos desalojar, pero dieron las nueve y nosotros seguíamos racaneando.


Desde nuestro club animamos a participar en este debate sobre la educación aportando críticas, sugerencias o puntos de vista en nuestro apartado de comentarios del blog

A r t i c u l a r i a

"El fin del mundo de las televisiones" de Diego Doncel Manzanedo



XXVIII Premio Tiflos de Poesía



“Necesitamos dejar de ser las víctimas de un proyecto viejo basado en ideas que no son nuestras, insisto. No debemos creer en los profetas del simulacro y la mercancía. En los intelectuales de los centros comerciales y de los platós de televisión. No aspiramos a cambiar una política por otra, queremos encontrar una forma de hacer de esta época un lugar habitable”.




Diego Doncel Manzano (Malpartida de Cáceres, Cáceres, 1964-)

Poeta, novelista y crítico español. Ha trabajado en la docencia y en el ámbito de la gestión cultural. En 1990, Diego Doncel ganó el premio Adonais con su poemario El único umbral. Desde entonces no ha dejado de escribir, siendo autor de tres novelas y cuatro libros de poesía más: Una sombra que pasa (1996), En ningún paraíso (2005, Premio Gil de Biedma) y Porno ficción (2010, Premio Ciudad de Burgos).  En 2012, recibió el Premio Café Gijón de novela por Amantes en el tiempo de la infamia. Las novelas El ángulo de los secretos femeninos (2003) y Mujeres que dicen adiós con la mano (2010). Es cofundador de la revista hispano-lusa Espaço/Espacio escrito y es colaborador habitual en la prensa escrita.

Sobre su obra poética  se dice que corresponde a una corriente donde lo urbano y una nueva vanguardia se abren paso frente al conservadurismo y el costumbrismo figurativo de la generación anterior. Esta nueva corriente se define porque tiene en cuenta la nueva realidad creada a principios del siglo XXI: tecnología, vida en las ciudades, publicidad, televisión, etc.


miércoles, 17 de mayo de 2017

“Tuya”, de Claudia Piñeiro


Un corazón dibujado con rouge, cruzado por un «te quiero» y firmado «Tuya» le revela a Inés que su marido la engaña. 

A partir de ahí, una original novela de suspense, un ama de casa dispuesta a todo con tal de conservar su matrimonio y las buenas apariencias.


Violencia y engaño. Un retrato implacable de la vida familiar de la clase media. Tras una llamada a deshoras, decide seguir a su marido y, sin pretenderlo, se convierte en testigo de cómo Tuya muere a manos de su marido. 

A continuación, un relato policial vertiginoso. Una mujer dispuesta a todo con tal de conservar su matrimonio y las buenas apariencias.


Claudia Piñeiro (Buenos Aires 1960-)

Es contadora, profesión que ejerció durante diez años. Claudia Piñeiro cuenta en una entrevista en 2005, cómo empezó su carrera de escritora: "En 1991, estaba trabajando de gerente administrativa en una empresa que tenía una sucursal en San Pablo. Tenía que viajar para hacer la auditoría de los tornillos con los que se hacían unos compresores de aire; una cosa tremendamente aburrida. Yo iba en el avión, supongo que iba llorando, y leo en un recuadro muy chiquito en el diario el llamado a concurso de 'La sonrisa vertical', el certamen de la editorial Tusquets. Yo ni siquiera sabía que se trataba de un concurso de literatura erótica. Lo único que pensé fue: "Vuelvo y me pido vacaciones y escribo una novela para esto, porque si no, yo me voy a quebrar". La novela se llamaba "El secreto de las rubias" y quedó entre las diez finalistas, aunque luego no se publicó. Me di cuenta de que escribir era algo demasiado fuerte y, aunque siempre escribí, ya no podía postergarlo. Apareció como un salvavidas que me tiraron en ese momento".

Ahora es escritora, dramaturga y guionista de televisión. Publicó las novelas Tuya, Las Viudas de los jueves y Elena Sabe. Ha publicado, también, cuentos para chicos y obras de teatro. Recibió, entre otros, el Premio Clarín Alfaguara de Novela 2005, el Premio de literatura infantil y juvenil Fundalectura-Norma de Colombia, y el premio ACE 2007 a la mejor obra de autor nacional.