jueves, 4 de agosto de 2016

Club de Lectura de Ensayo de la Biblioteca Pública de Burgos

Una experiencia para la reflexión

“El club de lectura de ensayo surge para atender una parte más de los variados intereses de los usuarios de la Biblioteca Pública y de los ciudadanos de Burgos. De esta manera se amplía el abanico de clubes existentes con el objetivo de que los ciudadanos encuentren reflejo y lugar para sus necesidades lectoras, potenciando la biblioteca como lugar de encuentro y diálogo además de desarrollar y afianzar el hábito lector de la comunidad”.

Así comienza el artículo que Angélica Lafuente Izquierdo y Ricardo Amo Caballero, responsables del Club de Ensayo de la Biblioteca, han escrito sobre las particularidades de este tipo de clubes de lectura.


La Biblioteca crea este club, en octubre de 2014, con el objetivo de visualizar la necesidad de profundización en temas de actualidad que traduzcan una información confiable, relevante y reflexiva.

Los elementos imprescindibles para su creación son los lectores -quince adultos que se reúnen una vez al mes en un ambiente cordial y libres en sus opiniones-, los libros –su selección adquiere especial relevancia ya que determinan la orientación que se quiere dar al club-, el coordinador –concentra su gestión y organización-, y los participantes –participar en el club supone encontrar enfoques diferentes a los propios-

En diciembre del pasado año comenzó un segundo club generado por la demanda de nuevas personas interesadas. Está moderado por un voluntario componente del primero bajo la supervisión de la bibliotecaria.

El artículo se ha publicado en la revista Mi Biblioteca, nº 46, verano 2016. 

Lectura especial para personas especiales

Club de Lectura de Sordos en la BPE de Burgos

La Biblioteca Pública del Estado en Burgos creó un club de lectura especial para  personas con discapacidad auditiva entre cuyos objetivos se encuentran el fomento de la lectura, el enriquecimiento del vocabulario, la mejora de la comprensión lectora y escrita, la ampliación de los conocimientos culturales, aumentar la autoestima, favorecer la integración y disminuir el analfabetismo funcional de las personas sordas.


El club de lectura especial para sordos, actualmente denominado “Lectura silenciosa”,  empezó a formarse en febrero de 2013 y lo modera Mª Jezabel Asensio Calvo, bibliotecaria sorda que previamente fue moderadora de un club de lectura para oyentes, y que es autora de un artículo sobre este  tipo de clubes de lectura, donde nos explica los orígenes del club, cómo funciona y cuál es la valoración durante estos años de funcionamiento.

Como nos explica Jezabel en este artículo a cada participante se le entrega  el ejemplar del título que van a leer junto con un díptico que contiene preguntas y ejercicios relacionados con el texto. Cada uno lo lee en su casa y desarrolla las actividades. A los 15 días se reúnen para corregir los ejercicios, aclarar dudas y comprobar si se ha comprendido la lectura del libro.

La experiencia del club ha sido gratificante para todos. Sus participantes expresan su satisfacción porque han aprendido vocabulario y la moderadora ha comprobado  que su autoestima ha aumentado en este sentido.
.

El artículo se ha publicado en la revista Mi Biblioteca, nº 40, invierno 2015

lunes, 13 de junio de 2016

“Umberto Eco y las redes sociales”

Selección de citas de U. Eco en la prensa sobre las redes sociales

“Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas”. “El drama de Internet es que ha promocionado al tonto del pueblo al nivel de portador de la verdad". “El fenómeno de Twitter es por una parte positivo, (…) hay  quien llega a sostener que Auschwitz no habría sido posible (…) pero por otra parte da derecho de palabra a legiones de imbéciles”. “Internet puede haber tomado el puesto del periodismo malo (…) te fías de todo porque no sabes diferenciar la fuente acreditada de la disparatada”. 



Umberto Eco (Alessandria, Italia, 1932 – Milán, Italia, 2016)

Nació en la ciudad de Alessandria el 5 de enero de 1932, en el norte de Italia. Su padre, Giulio Eco, fue contable antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando fue llamado a servir en las fuerzas armadas. En ese momento, Umberto y su madre, Giovanna Bisio, se mudaron a un pequeño poblado piamontés. Eco recibió educación salesiana.

Se doctoró en filosofía y letras en la Universidad de Turín en 1954, con un trabajo titulado El problema estético en Santo Tomás de Aquino (1956). Entre los años 1962 y 1968 publicó sus importantes estudios de semiótica Obra abierta y La estructura ausente, de sesgo. Distinguido crítico literario, semiólogo y comunicólogo, empezó a publicar sus obras narrativas en edad madura. En 1980 se consagró como narrador con El nombre de la rosa, novela histórica susceptible de múltiples lecturas. Cultivó otros géneros, como el ensayo, donde destacó notablemente. 

Fue miembro del Foro de Sabios de la Mesa del Consejo Ejecutivo de la Unesco y Doctor Honoris Causa por treinta y ocho universidades. En 2000, recibió el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Fue caballero de la Legión de Honor francesa. Murió el 19 de febrero de 2016 en Milán, Lombardía.



Acotaciones desde Articularia

En la última sesión de la temporada que fue bastante animada y jovial. La dedicamos  a Internet y redes sociales a través de lo que opinaba de ellas, el escritor y semiótico Umberto Eco.

La gran  mayoría estuvimos de acuerdo que tanto internet como las redes sociales tienen cosas positivas y negativas, abundando más las primeras que las segundas. Sobre la falta de veracidad, rigor  y acreditación de las opiniones vertidas en ellas, unos consideraron que es más responsabilidad del receptor que no lo contrasta, que del emisor (no se le puede impedir su publicación, siempre que no haya difamación). Otros consideraban que hay mucha gente que no está preparada para diferenciar lo verdadero de lo falso.

Nos pusimos de acuerdo en que la información digital es más rápida e inmediata, pero también más superficial y menos reflexiva y que las personas que casi  solo consumen  este  tipo de información suelen tener problemas de concentración en la información en papel que es más profunda y pausada.
                                                                                                                                      José Ángel

Acudimos pronto a la cita de nuestra última sesión de esta temporada, antes de las deseadas vacaciones de verano. Nos enfrentamos a lo que podía ser una actividad maratoniana y frenética y sin embargo no fue así.

José Ángel nos llevó admirablemente a situarnos, junto a Umberto Eco, frente a las redes sociales que fluyen a través de Internet no sin cierta desconfianza y precaución. Como “líneas fuerza” de esa desconfianza y precaución se señalaron la abundancia de intereses espurios que circulan por dichas redes, la masiva y a veces intoxicada información de las mismas, así como la falta de fiabilidad y autoridad de las fuentes documentales que avalan dicha información.

Alguno de los tertulianos señaló que no es la faceta de novelista de Eco la más importante de su carrera, destacando su aportación a la cultura mundial como semiólogo. Otros señalaron que algunas de sus novelas –El nombre de la Rosa- han servido para que tanto él como su obra sean mejor conocidos por el gran público.

Yo, quizás por mi vinculación con el mundo de libro y aún a riesgo de que Félix me siga llamando poeta, me quedo con esta frase de Eco: “El que no lee, a los 70 años habrá vivido solo una vida. Quien lee habrá vivido 5.000 años. La lectura es una inmortalidad hacia atrás”
                                                                                                                                       Luismi

Evaluación de la temporada


A lo largo a de todas las sesiones de esta 1ª temporada hemos manifestado nuestro punto de vista sobre una gran diversidad de temas, compaginando autores contemporáneos con los que hemos denominado clásicos, y que podemos comprobar en el siguiente conciso repaso retrospectivo:


Con el artículo de Joaquín Costa “Tres lecciones de Salamanca a España” hablamos sobre la europeización de España, como solución a la pobreza en nuestro país de principios de S. XX. Por otra parte, el recelo que provoca la integración de los musulmanes en los países europeos fue el tema elegido en el artículo de Jesús Laínz. Con Julio Camba comentamos frases tan polémicas como “La pereza constituye mi vicio central, mi pasión única”, ¿merece la pena trabajar?.  Félix Miguel Gozalo, miembro del Club, nos propuso una selección de  textos de diversos autores, y entre ellos destacaron frases como “¡Ay de aquel mañana que no ha de llegar jamás!” o “… el lenguaje es el principio del engaño si nos lo manipulan…”.

En el artículo “Sanfermines problemáticos”, hablamos sobre la utilización de las fiestas patronales como actos reivindicativos de los partidos políticos. Con el autor José María Izquierdo debatimos sobre si la situación actual de España se puede comparar a la vivida en 1914. Severo Ochoa nos hizo ver el desinterés y la desidia por nuestro patrimonio. La prevalencia de lo visual frente al contenido de la noticia fue el tema que tratamos en “Los telediarios, de R. F. Ferlosio. Tomando como base a Miguel de Unamuno argumentamos sobre el problema de los nacionalismos,  y en “Bonnard” resaltamos una frase muy significativa de este pintor: “Nos pasamos la vida persiguiendo absurdos y dejamos pasar lo importante de ella sin aprovecharlo”. 

El uso malintencionado de las palabras y el predominio de lo políticamente correcto que impera hoy en día fue el asunto central del texto “Subnormal”, de A. Grijelmo. En esta temporada no ha faltado un debate sobre los políticos, los de la época de Azorín, y una comparación con los actuales. Hemos hablado también sobre la conveniencia de permitir el uso del velo a las mujeres musulmanas en nuestro país, en el artículo de A. P. Reverte; y  la primera sesión del Club lo dedicamos, cómo no, al entrañable artículo “Vuelva usted mañana”, de Mariano José de Larra, sobre la desesperante lentitud de la burocracia para hacer cualquier trámite administrativo. 
                                                                                                                                   César M.


         
Tras la sesión, nos metimos de lleno en la valoración de lo que hemos andado hasta aquí. De todo ello a mí me gustaría resaltar cuatro aspectos: 

1. El sintético repaso retrospectivo que César aportó de todas las sesiones, nos sirvió, como él quería, para valorar la variedad de temas tratados en este periodo. 

2. La mayoría consideró que el nivel aportado al grupo por algunos de los miembros nos ha servido para un enriquecimiento general. 

3. En general y salvo alguna excepción, también valoramos como muy positivo el que en las intervenciones se primó el respeto y la tolerancia y, salvo en contadas ocasiones, las interrupciones fueron fluidas y consideradas. 

4. No se rehuyeron los debates y contrastes políticos y la pasión que se originaron en ellos siempre se ajustó al marco de la corrección, la tolerancia y el respeto.

                                                                                                                                       Luismi

Aportaciones de futuro

Se consideraron dos cuestiones que iremos implementado desde el inicio del próximo curso del Club:

A. Género Epistolar

Consideramos la propuesta de Luiso de intercalar, periódicamente, la lectura y posterior debate de una carta de importancia, al valorar muy positivamente la importancia que ha tenido, como género literario, la correspondencia a lo largo de la historia.

B. Secretario de Actas

Retomando una vieja aportación de Félix, en la que él consideraba que, al no llegar a ningún tipo de acuerdo, se perdía mucho del fruto aportado a lo largo del debate. Bueno, pues recogiendo de nuevo esta idea llegamos al acuerdo de: “tener, de manera rotativa, un secretario de “actas” en las sesiones que, al final de las mismas, haría una síntesis, que aprobada por todos como cierre de la sesión, se publicaría tal cual en el blog”.

Y, tras invitarnos a concluir desde el altavoz, y dar por finalizado el curso “tertuliar”, nos fuimos todos a tomar un vino a la terraza de “El Polvorilla”


Os invitamos a aportar los comentarios que consideréis oportuno

                                                                                                                   Articularia

jueves, 26 de mayo de 2016

Los últimos minutos ... para una poesía

A lo largo de la temporada 2015 / 2016, en el Club de Lectura "Leyéndonos el Mundo", y tras el comentario del libro correspondiente, hemos dedicado los últimos 10 minutos de cada sesión a leer y cambiar impresiones en torno a una poesía.



Se puede acceder a la relación de todas las poesías leídas, junto con una pequeña biografía del autor y un breve comentario del libro quincenal picando en la imagen siguiente:



miércoles, 25 de mayo de 2016

“Tres lecciones de Salamanca a España”, de Joaquín Costa

“El problema fundamental nuestro a la hora de ahora, y desde hace largos años —siglos quizá—, puede encerrarse en esta fórmula: «Nivelarnos con Europa, en lo físico lo mismo que en lo espiritual; que el español se eleve de la condición de avasallado a la dignidad de hombre, que alcance la plenitud de la libertad, así política como moral, o dicho de otro modo: que deje de padecer hambre, hambre de pan, hambre de instrucción, hambre de justicia, estos tres coeficientes necesarios de la libertad.». Entre los problemas particulares (…) reclaman (…) inmediata solución los tres siguientes: el problema social agrario; el problema de la renovación de nuestro ambiente intelectual, técnico, científico y pedagógico; y el problema de la reorganización del Estado.”









Joaquín Costa Martínez (Monzón, 1846 - Graus, 1911)
Fue un político, jurista, economista e historiador español, el mayor representante del movimiento intelectual decimonónico conocido como regeneracionismo, con sus conocidos lemas «escuela y despensa» y «doble llave al sepulcro del Cid para que no vuelva a cabalgar»
Hijo de Joaquín Costa Larrégola, pequeño propietario rural, y de María Martínez Gil,a los pocos años de edad se traslada a Graus, iniciando sus primeros estudios en la cátedra de Latinidad de Graus. Trabajó y estudió en Huesca —bachillerato y título de maestro superior— y Madrid, donde se doctora en Derecho civil y canónico (1872) y en Filosofía y Letras (1873). Escribe La vida del Derecho (1876)9 y fue profesor auxiliar en la Universidad Central, cargo al que renuncia en protesta por la política educativa de la Restauración junto a Francisco Giner de los Ríos y otros miembros de la Institución Libre de Enseñanza. 
Sus humildes orígenes le inclinan a la política; estudia particularmente las raíces populares del derecho consuetudinario español y el mundo rural al participar en los Congresos de Agricultores y Ganaderos (1880–1881). La intensa labor geográfica desarrollada durante estos años (1882-1887), tiene como objetivo incorporar a España a las políticas de expansión y al “espíritu civilizador que agita a todas las naciones europeas”.
Una distrofia muscular progresiva a empezó a manifestarse en el brazo derecho a la edad de veintiún años, le recluye en el amado y familiar Graus (Huesca), desde donde a pesar de todo organiza a la Liga de Contribuyentes de Ribagorza que deriva en movimiento político de inclinaciones sociales. Su fracaso político le radicaliza verbalmente, acercándose en sus últimos años al socialismo. Su muerte provocó una gran convulsión nacional, y se le enterró en el cementerio de Torrero de Zaragoza.

Intituto de Estudios de Administración Local. Ed. a cargo de S. Martín-Retortillo y Bacquer

Impresiones de la sesión...
Qué buen saborcillo nos quedó de la reunión de ayer. Quizás porque tuvimos un lleno absoluto -necesitamos sillas-, quizás porque con Costa trabajamos sobre seguro, quizás porque nosotros, como señala acertadamente María, somos especialmente belicosos y necesitamos poco para tener montado en muy poco tiempo un ardoroso debate, quizás... El caso es que se nos echó el tiempo encima y apenas habíamos entrado en el tema.
Manuel, ponente del día, nos hizo una aclaratoria semblanza biográfica del autor y reseño los tres temas tan delimitados por Costa en el suelto "Tres lecciones de Salamanca a España".
El primero de ellos, sobre "el problema social agrario" se vio cómo superado en la España actual, al no ser el país de las penurias y las hambrunas de la época del autor; aunque también se reconoció la existencia de otro tipo de problemas sociales.
En cuanto al segundo de los temas, el "de la renovación del ambiente intelectual español" se consideró como el que más nos podía aportar; ya que, por un lado nos centró en la importante faceta de Costa como autor que aportaba soluciones a los problemas y, por otra, nos permitió considerar su idea de mandar becados al extranjero para preparar todo tipo de profesionales y recuperarlos útiles para el país. Idea ésta que algunos relacionaron, no sin razón, con el programa "Erasmus".
Como no podía ser de otro modo, el tercero de los temas, "la reorganización del Estado", también se consideró de la máxima actualidad, aunque, quizás por haberla tocado ya en anteriores sesiones no entramos de lleno en él.
Y como siempre, se nos terminó el tiempo y tuvimos que repartir los cinco últimos minutos, que nos dejaron desde el altavoz, entre los muchos que a última hora querían dejar en el aire su última frase.
                                                                                                                                 Luismi
Comenzó la sesión con mayor número de asistentes hasta la fecha; dedicada al regeneracionista aragonés Joaquín Costa.
En el artículo Costa señala el desfase que existía entre Europa y España en el siglo XIX. Fundamentándolo en tres problemas: El problema social agrario; la falta de ambiente intelectual en España y la reorganización del estado.
Sobre el primer problema se llegó a la conclusión de que en la actualidad ha perdido vigencia, ya que la población activa agraria es escasa. Pero que en la actualidad ese problema podía ser el paro.
El segundo problema que fue el menos tratado se consideró que ha cambiado mucho la preparación intelectual española en la actualidad a nivel general con respecto a la del siglo XIX. Sin tener que envidiar nada a Europa.
En lo concerniente al tercer problema fue la falta de cumplimiento de las leyes lo que ocasionaba el retraso, pues había leyes técnicamente perfectas (Ley de procedimiento administrativo y ley electoral), según indicaron algunos expertos en la materia. Se señaló que ese problema sigue existiendo en la actualidad donde hay leyes que no se cumplen y no pasa nada.
                                                                                                                           José Ángel
Os invitamos a compartir con nosotros vuestras opiniones
                                                                                                                   Articularia